Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

EN DEFENSA DE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE PARA NIÑOS Y NIÑAS junio 26, 2010

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 9:37 pm

¡ LO  QUE  NO  SE  NOMBRA  NO  EXISTE !


Mexico: Campaña  contra  la comida  chatarra

Mexico: Campaña contra la comida chatarra

“MÉXICO: EN DEFENSA DE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE PARA LOS NIÑOS Y NIÑAS” (*)

“Un axioma popular sostiene que “los niños son seres que los adultos echamos a perder” (“Día mundial de la infancia: pensar en el futuro”: Elena Milán Salaberri: Habana, Cuba, 28 mayo, 2010).

Finalmente, desde inicios del presente año se han vertido varias señales positivas, que nos advierten acerca de la decisión por parte de algunos sectores del gobierno mexicano y diversas autoridades del país (la Secretaria de Desarrollo Social de la GDF y la diputación permanente en pleno de la ALDF entre otras), en cuanto a empezar a enfrentar de una buena vez, a través de diversos medios y niveles de incidencia, la alarmante epidemia de sobrepeso que desde hace ya muchos años viene afectando a una buena parte de la población mexicana, y en particular, a importantes segmentos de la niñez y adolescencia.

Estas señales de preocupación pero sobre todo de acción inmediata y concreta, no podían venir en mejor momento, dado el elevado impacto que tiene actualmente el problema del sobre peso en muchos escolares del nivel básico (pre-primaria, primaria y secundaria).

Se dice que el fenómeno del sobrepeso es resultado de lo que los endocrinólogos llaman “ambiente obesigénico”, y de acuerdo a citas oficiales del Instituto Nacional de Salud Pública, el problema se presenta en niños entre 5 y 11 años d edad (cuando están en la educación básica), afectando únicamente en el Distrito Federal (DF), a un número superior al 30 % de los niños.

En la lucha reciente contra este flagelo uno de los primeros anuncios provino a comienzos del 2010 por parte de la ALDF, informando del arranque de la Campaña “Aprender a comer es más sano y económico”, con la cual se pretende hacer conciencia a los padres de familia, maestros y autoridades de educación pública, a través de los medios de comunicación, foros y otros espacios públicos, acerca de la conveniencia de cambiar el consumo de comida chatarra por una alimentación sana y nutritiva, baja en grasas y calorías.

En cuanto a la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del DF, ha principios del mes de enero del presente año, anunció por su parte la firma de un Convenio con el Instituto de Deporte y  la puesta en marcha de una campaña de sensibilización contra el consumo de comida chatarra en las escuelas, dirigida particularmente hacia los padres de familia, mediante charlas que nutriólogos impartirán a las asociaciones de estos, y mediante la publicación de diverso material (alusivo, entre otras cosas, a los problemas de obesidad, diabetes e hipertensión), provocados por la mala calidad de la alimentación.

Según los respectivos anuncios, está campaña comprenderá en una primera fase a un total de mil planteles educativos públicos, aunque se dejó entrever que podría hacerse igualmente extensiva a los centros privados que soliciten su incorporación.

Sin duda alguna, estas son buenas noticias para los mexicanos, aunque esto es sólo el inicio de una larga batalla que seguramente se deberá extender al resto del país.

Por otra parte, se ha dicho que parte del problema que ahora ha resultado en grandes efectos acumulativos, se debe a la marcada permisividad con la cual las autoridades educativas mexicanas han tratado a conocidas cadenas de bebidas gaseosas, al permitir que estas compañías inunden con sus productos carbonatados e insanos el interior mismo de los establecimientos educativos.

Me parece que es importante señalar, además, que en un contexto más amplio, latinoamericano, dado que el problema se presenta en similares términos que el caso mexicano, sería muy oportuno que las autoridades gubernamentales, y en concreto, los ministerios o secretarias de educación, realicen diagnósticos nutricionales en el mismo sentido y para el mismo sector poblacional (niños entre 5 y los 13 años), a fin de dimensionar el problema en sus propios países, y asumir una actitud proactiva frente al mismo.

El problema de la comida chatarra y las bebidas carbonatadas es continental, por lo que otros gobiernos de la región deberían de volver sus ojos hacia México, no sólo para asombrarse de las dimensiones que ha cobrado un fenómeno al cual se le dejó desarrollar irresponsablemente, sino por sobre todo, respecto a la pertinencia de imitar el actual accionar correctivo de los mexicanos.

(*): Con información de: Voltairenet.org/ El Arsenal.net/ Milenio.com/ Acontecimientomedico.com/ Alimentacion.enfasis.com/

Sergio Barrios Escalante.

Responsable de “Convivencia Alterna”.

Ciudad de Guatemala,

América del Centro.

Contacto: convivenciaalterna@yahoo.com

Anuncios