Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

“Hombres Maltratados”: Carmen Ortíz (Guatemala) agosto 23, 2012

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 9:25 pm

¡ 2012: Trabajar en Favor de la Humanidad !

Carmen Ortiz - Autora de Articulo  Hombres Maltratados  -agosto 2012  Plaza Publica /Guatemala

Carmen Ortiz – Autora de Articulo Hombres Maltratados -agosto 2012 Plaza Publica /Guatemala

BLOG CARMEN ORTIZ

Hombres maltratados

 

La magnitud de las taras culturales puede llegar a ser tan grande que muchos hombres ni siquiera aceptan o se dan cuenta de que están siendo violentados, pero viven enfermos, deprimidos y atemorizados.

 

Es un tema del que casi no se habla, está prácticamente invisibilizado por factores culturales, por ser menos frecuente, menos severo y por vincularse con un maltrato hacia la mujer.

Sin embargo, muchos hombres –en relaciones heterosexuales u homosexuales– son abusados cotidianamente, incluso violados. A veces, el silencio se antepone por vergüenza.  Quienes se atreven a hablar son objeto de burla, tachados de “pendejos o nahuilones” y cuestionados en su hombría. ¿De cuál equidad de género se habla entonces?

Soy mujer, pero también soy madre, por ende, igual temor me causa el hecho de pensar en la posibilidad de que mi hija pueda caer en manos de un loco, como imaginar a mi hijo en manos de una pareja abusadora.

Me lacera la saña con la que cientos de mujeres son asesinadas y agredidas cada día.  Aplaudo las luchas de los movimientos feministas gracias a los cuales hoy se cuenta con mejores leyes y garantías de protección, pero también llamo la atención sobre el hecho de que dichas leyes no deberían nunca representar desventajas para los hombres que pasan por situaciones similares y que no denuncian porque “no les van a creer”. Asesinar es la forma más cruel de destruir la vida de un ser humano, pero también existen otras que, sin dejar rastro de sangre, tienen un considerable poder devastador.

Hay mujeres golpeadoras. Recuerdo a un conocido residente en Estados Unidos cuya mujer solía agarrarlo a sartenazo limpio, casi por afición. En varias oportunidades llamó desesperado al 911. La policía llegaba, lo veía con recelo y en lugar de defenderlo, se deshacía en atenciones y preguntas hacia la agresora, hábil manipuladora que en un dos por tres se convertía en la víctima ofendida de aquel hombre 28 años mayor.

En general, la necesidad de compensar la desigualdad física, hace que la mujer se especialice en las técnicas de la manipulación y la violencia psicológica.  Existen mujeres que denigran todo el tiempo a sus parejas(en privado o en público), los insultan, los ignoran o acosan, los aíslan de amigos y familiares, les imponen creencias religiosas y controlan sus finanzas.

Las tácticas sexuales también son comunes. Critican sus cuerpos; ridiculizan su desempeño; les condicionan las relaciones; o les obligan a tener un tipo de relación sexual que ellos no desean. Al final, estos ceden “por llevar la fiesta en paz”.

La intimidación les obliga a callar pues tienen miedo a las denuncias falsas, a las consecuencias económicas pero también,  al daño que pueda hacérsele a los hijos, arma predilecta de padres y madres desaforadas… tan común como deplorable.

La magnitud de las taras culturales puede llegar a ser tan grande que muchos hombres ni siquiera aceptan o se dan cuenta de que están siendo violentados, pero viven enfermos, deprimidos y atemorizados.  El peso de la impotencia les asfixia la conciencia.

No hay estudios que permitan dar cuenta exacta de la situación, aunque hay países como España, Perú, México y Holanda cuyas estadísticas muestran un aumento gradual de la violencia desatada por la mujer hacia el hombre. En este último país del 100% de casos de maltrato, el 40% corresponde a hombres, aunque solo el 14% denuncia. Esta situación ha llevado a habilitar refugios y promover proyectos de protección y apoyo.

Tampoco existe información que permita determinar quién ataca primero en la pareja y con ello no estoy justificando nada ni a nadie, tampoco subestimando la proporción del daño físico que la fuerza de un hombre pueda causar en una mujer. Simplemente digo que valdría la pena explorar más los patrones de agresión, las razones, saber quién es el que lanza la primera bofetada, el provocador, el que suele llevar al otro a los peligrosos límites del abismo. ¿No es esto justo pero además útil para la adopción de medidas que permitan corregir el mal?

“Si un hombre responde con violencia contra la mujer, él no se está defendiendo, él está agrediendo. En cambio, si la mujer agrede actúa en defensa propia”, alegó una víctima.

Una democracia que se jacte de serlo, una justicia con real equidad, no puede tratar diferencialmente a nadie, ni aun cuando ese nadie sea considerado una minoría. Soy solidaria con las mujeres pero también lo soy con todo aquel que padece las dolorosas secuelas del maltrato, al fin y al cabo humanos somos todos.

Carmen Ortíz/Guatemala

Revista eléctrónica Plaza Pública.

———————————–

COMENTARIOS

 

Enviado por Anónimo en 19 Agosto, 2012 – 10:16

Tiene razón, ¿de qué equidad de género se habla? no se puede actuar en beneficio de unos a costa de otros. Conozco decenas de hombres abusados entre familiares y amigos pero de eso quién habla? Los hombres no denuncian y las mujeres ni por babosas hablan, sin duda a eso es lo que llaman “solidaridad de genero”. Me gusta ver que una mujer finalmente habla del tema. Felicidades.

Enviado por Pablo Piloña en 19 Agosto, 2012 – 11:25

Es muy valioso que una mujer se atreva a ir contra la corriente en un tema de esta naturaleza. Le expreso mi agradecimiento por exponer este tema que nadie trata, y que lo expusiera con tal equilibrio y respeto a la verdad.

Yo también conocí a un hombre del cual se escuchaba que era maltratado por su esposa. Pero lo malo es que, se decía en tono de burla…”le pega su mujer, jajajjaja”…y la esposa hace o hacía todo eso: le controlaba ingresos, hacía que pidiera préstamos para darse lujos que eran difíciles de pagar con sus ingresos…muy triste porque creo que nadie lo ha podido ayudar. Es otro de esos silencios que matan, y que también son apoyados por lxs que vemos como “cómica” la situación. Coincido en que debemos seguir explorando, investigando para comprender mejor lo que pasa a nuestro alrededor, día tras día, a veces sin darnos cuenta…y que esto va más allá que el odio.

Enviado por cloe en 19 Agosto, 2012 – 13:54

Gracias a todos por sus atentos comentarios. Efectivamente, a lo largo de mi vida he conocido varios casos y créanme que no son pocos. Sólo en los últimos 10 días he sido testigo de 3. En algunos, mi rol se reduce al de simple espectadora, en otros, he sido confidente de amigos que sufren en silencio su impotencia, e invierten su patrimonio en procesos judiciales injustos y extenuantes. Tal parece que las denuncias falsas se ponen de moda y demostrar ante juez las violaciones psicológicas es prácticamente imposible. El sólo hecho de no contar con estadísticas sobre el tema ya habla por sí sólo.

Respetuosos saludos,

Carmen Ortiz

Enviado por Alejandro Cien en 19 Agosto, 2012 – 20:31

Y se le olvidó mencionar (o no..) el peor de todos los maltratos que puede sufrir un hombre; el hecho que muchísimas mujeres que se sienten con el derecho divino o celestial de ser las dueñas de sus hijos limitan a los padres a relacionarse con ellos… manipulando relaciones, intereses económicos, cosas materiales o situaciones, con el simple hecho de permitir cuales reinas o diosas que los hombres puedan a veces siquiera escuchar por teléfono a sus hijitos…

De todos los anteriores, quizá este es el peor… La sociedad, las leyes, las familias lo permiten…

Enviado por Cloe en 19 Agosto, 2012 – 21:16

Estimado Alejandro, eso es gravísimo pues estas mujeres (u hombres en su caso), equivocadamente piensan que el daño será para el padre cuando se lo hacen mayormente a los hijos. Ninguna mujer u hombre debería de hacer al otro, lo que no le gustaría que le hicieran a sí mismo, a un hermano/a o a un hijo/a. Sin embargo, no olvidemos que con el paso del tiempo los hijos crecen y con ellos su conciencia. Así que éste, el tiempo, es siempre el mejor aliado de la verdad y de esa justicia que, aunque tarda… llega. Los hijos de estas parejas -en la edad madura- suelen constituirse en los jueces de sus propios casos.

Gracias por tomarse el tiempo de comentar. Saludos cordiales, Carmen Ortiz

Enviado por Alejandra Ordóñez en 20 Agosto, 2012 – 10:27

Me parece excelente que finalmente se hable del tema. La erradicación de violencia no debería estar condicionada a un sólo género. La violencia es nefasta para cualquier persona, no importa si es mujer, hombre, niño, niña, anciano o anciana. Nadie merece vivir así.
No sé por qué en nuestra sociedad es tan difícil aceptar que hay mujeres malvadas y viles, que de una forma u otra dañan a sus parejas e hijos. Las hay, aunque nadie hable al respecto. La maldad no es exclusiva del género masculino, como nos han tratado de enseñar.
Espero que por personas como usted, esta realidad empiece a ser discutida. Felicitaciones por ser diferente y no ser un borrego más del rebaño.


Saludos.

Enviado por Javier Samayoa en 20 Agosto, 2012 – 11:08

Muy buen artículo, felicitaciones. Yo he sido víctima de mi esposa desde hace tres años que me separé de ella. Terminamos de mutuo acuerdo con algunas condiciones, sin embargo, al cabo de tres meses hasta la fecha me ha hecho la vida imposible. He sufrido violencia psicologica, he perdido dos buenos trabajos, ha puesto denuncias falsas contra mi, no me deja ver a mis hijos, mando a robar mi carro que casi me matan, en fin, es momento que los movimientos feministas comienzas a considerar que la mujer también maltrata, provoca, es infiel, borracha y hasta mata.

Enviado por Enrique Maldonado en 20 Agosto, 2012 – 12:30

Esta columna en al menos 3 aspectos mi caso:

-miedo a denuncias falsas.

-bloqueo y limitación del tiempo a compartir con los hijos.

-gastar el patrimonio en juicios extenuantes y sin ningún resultado por el poder “omnipotente” del derecho natural de la mujer de ser madre

Muy bien eso de ¿cuál igualdad jurídica?….excelente columna, felicitaciones!

Final de comentarios enviados.

Tomado de Plaza Pública.

http://www.plazapublica.com.gt/content/hombres-maltratados#comment-13178

——————————-

Convivencia alterna es una publicación de la Asociación para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ADINA), y a su vez, es una sección de la Revista de Análisis de Fondo RafTulum.

Responsable:

Sergio Barrios Escalante.

Contacto en:

convivenciaalterna@yahoo.com.mx

———————————-

Anuncios