Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

GUATEMALA: Llamado urgente a la movilización general en defensa de la vida de la niñez y adolescencia guatemalteca septiembre 23, 2012

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 10:50 pm

2012: TRABAJAR  EN  FAVOR  DE  LA  HUMANIDAD

llanto-y-dolor-en-sepelio-de-la niña  Evelyn Yanira  Saquil Bin  y  del menor  Juan Armando Coy -de-tactic-  Foto tomada de Todo gaceta punto com

llanto-y-dolor-en-sepelio-de-la niña Evelyn Yanira Saquil Bin y del menor Juan Armando Coy -de-tactic- Foto tomada de Todo gaceta punto com

Llamado urgente a la movilización general en defensa de la vida de la niñez y adolescencia guatemalteca

En las últimas semanas se ha producido un inusitado repunte de la violencia general que azota a éste país desde hace mucho tiempo.  La diferencia en ésta oportunidad es que la presente oleada criminal se ha ensañado con particular énfasis en la niñez y adolescencia guatemalteca.

Informaciones periodísticas dan cuenta de que solamente entre los meses de enero y agosto del presente año han muerto de manera violenta 42 niños, todos ellos menores de 14 años.

Pero esa cifra apenas es un indicador superficial de la magnitud de la tragedia. Cuando se observa de cerca cada caso se evidencia un cuadro de dramatismo que ya no podemos seguir ignorando.

Apenas salíamos del asombro al tener noticia del descuartizamiento de un niño de siete años de edad en el norteño departamento de El Petén (se trataba de Juan Carlos Dávila, originario de San Benito), hecho ocurrido a inicios de julio del presente año.

Varias semanas después, a fines de agosto recién pasado, nos estremecimos de nuevo con la noticia del asesinato de la niña Jennifer Vásquez Alquilajay, de apenas 3 años de edad, quien al parecer fue asesinada en un arrebato de ira por su propia madre.

Este caso es emblemático, por cuanto la madre de la niña, principal sospechosa del asesinato, estaba siendo asesorada y apoyada por la Fundación Sobrevivientes, entidad que ha asumido una postura visceral y de ciega parcialidad en contra de los esposos y padres de familia que se ven involucrados en los casos de las féminas que atienden.

En ciertos casos hemos sido perseguidos judicialmente por ésta fundación, simplemente porque no filtran con cuidado los cada vez más recientes casos de falsa denuncia que madres y mujeres inescrupulosas “cuelan” entre las denuncias autenticas.

Es así como consciente o inconscientemente ésta entidad se ha prestado a la violación de los derechos humanos de padres y de sus hijas e hijos, quienes como en mi caso personal, hemos sido separados de manera injusta mediante injurias y calumnias, las cuales hemos derrotado en largos y desgastantes procesos judiciales.

Es por ello que desde hace un tiempo los afectados hemos tomado la iniciativa para denunciar ésta situación anómala.

Al menos en éste doloroso caso de la pequeña Jennifer, la directora de la citada fundación ha reconocido públicamente su error, al tomar por cierta toda denuncia que les llega de las mujeres que atienden, y se ha comprometido a corregir tal irregularidad con la aplicación de exámenes psicológicos a sus beneficiarias.

Además de estos casos, hace pocos días, durante éste mes de septiembre que ya está por finalizar, el país entero fue sacudido con la muerte de la pequeña Evelyn Yanira Saquil Bin, de 8 años de edad, y de Juan Armando Coy, de 13 años, ambos estudiantes de una escuela de primaria, que fueron atacados en su aula por un hombre armado de machete, en el municipio de Tac Tic, departamento de Alta Verapaz.

Estos casos no son los únicos pero si los más relevantes, que reflejan la “punta del iceberg”, de una situación de una escala mucho más grande que la reflejada en los medios de comunicación social, que está poniendo en la indefensión a miles de niños, niñas y adolescentes en un país como Guatemala, que todavía no se repone de los traumas provocados por largas décadas de conflictos armados.

Esta situación apremiante que tiende a empeorar día a día, nos recuerda que existe todo un cuerpo de leyes y normativas que están siendo pisoteados. La realidad está convirtiendo en simple letra muerta las prescripciones legales y sociales que emanan de la Convención de los Derechos del Niño (de la cual Guatemala forma parte), así como de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (Ley PINA) y de la propia Constitución Política de la República de Guatemala.

Es por ello que urge poner en marcha un Plan Nacional de Defensa de la Vida de la Niñez y la Adolescencia Guatemalteca, por medio del cual el Estado y los distintos sectores de la sociedad guatemalteca, nos movilicemos de manera efectiva para aplicar múltiples mecanismos de seguridad y protección de la vida de quienes están en clara posición de desventaja y vulnerabilidad.

De no hacerlo, la nación seguirá desgranándose en nuestras manos.

Sergio Barrios Escalante

Coordinador de la Asociación por el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ADINA)

Miembros del Centro de Voluntariado Guatemalteco (CVG)

————————————

Contáctenos en:

convivenciaalterna@yahoo.com

Anuncios