Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

Guatemala: Propuestas al Congreso por parte de la Asociación ADINA en torno a la Ley de la Juventud marzo 22, 2016

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 7:11 pm

 

 

 

 

ADINA logo-1-

Congreso

Guatemala:

Propuestas de la Asociación ADINA

entregadas al Congreso de la República

a través  de la respectiva  Comisión Especial

en torno a la Ley de la Juventud

Marzo, 2016

 

 

Breve presentación de ADINA:

La misión fundamental de la Asociación ADINA se centra en velar por los derechos sociales de la niñez, los adolescentes y jóvenes, en especial, en el ámbito de su vida familiar, comunitaria, educativa y social en general.

Una de sus  principales áreas de trabajo es el denominado Programa Jade, el cual tiene como objetivo general, desarrollar acciones amplias, sistemáticas y efectivas de información, sensibilización e incidencia, orientadas hacia la promoción y fortalecimiento de los derechos fundamentales de las niñas, niños y jóvenes en el ámbito de su vida familiar, escolar y social.

PROPUESTAS

Aspectos generales:

  • Sobre el espíritu y la orientación general de la Ley:

Consideramos que  esta ley debe tener un carácter inclusivo, abierto, holístico o integral, universal, inter-disciplinario, con pertinencia cultural, medioambiental, laicidad y humanismo.   Lo anterior debiese estar orientado hacia la superación de las graves brechas estructurales, que reduzca sustancialmente la exclusión, marginación, el racismo, patriarcalismo y el centralismo político-administrativo. Proponemos además, que dicha ley tenga como orientación global estratégica de mediano y largo plazo, los planes de nación aprobados e implementados por auténtico consenso ciudadano, y los planes y metas aprobados en el concierto de naciones, tales como la Agenda de Desarrollo Sostenible (ODS) entre otros.

  • Sobre los mecanismos de contrastación de este Proyecto de ley:

Con el objetivo de evitar duplicidades, contradicciones, violaciones, negaciones u obstrucciones de uno o varios artículos en la Ley de la Juventud que está por aprobarse, en relación a otras normativas ya existentes y aprobadas con anterioridad, se sugiere previamente la debida revisión y “armonización” de la misma, principalmente, de cara al marco jurídico nacional; la Constitución Política de la República de Guatemala, Ley PINA, la Ley de Desarrollo Social, y de cara a las diversas leyes del marco jurídico internacional. En tal sentido, se sugiere que esta tarea de revisión sea llevada a cabo por una comisión técnica inter-disciplinaria ad hoc (con miembros internos y externos al Congreso).

Sobre las necesidades de establecer mecanismos legales de “articulación” de todas las políticas existentes  (y las que puedan generarse en el futuro inmediato) con relación a la Dado que en Guatemala existen una serie de políticas relacionadas de manera directa e indirecta con la juventud (sobre reinserción social, sobre desarrollo cultural y otras), sin que antes haya existido una Ley que las articule, es necesario subsanar este vacío, para dotar de coherencia, efectividad y direccionalidad global al conjunto de políticas dirigidas hacia este sector.

En tal sentido, recomendamos que la Ley de la Juventud por aprobarse contemple mecanismos legales e institucionales concretos, flexibles, viables y efectivos, para que se pueda garantizar esta articulación, evitar la dispersión institucional, administrativa, programática.

La flexibilidad de tales mecanismos de articulación es una necesidad en función de las posibilidades reales del Estado, de las metas de mediano y largo plazo de nación, y de los cambios culturales acelerados que el desarrollo tecnológico, la emigración, el cambio demográfico y otros factores están imprimiendo en todos los niveles de la vida social.

Aspectos particulares de la presente propuesta:

  • Sobre la convivencia en el seno familiar:

Es importante que la Ley de la Juventud contenga al menos un artículo específico, que señale la obligación del Estado y sus instituciones ad hoc, de prevenir, sancionar y ejecutar acciones de recuperación socio-psicológica, derivado de la perniciosa práctica de la “Alienación Parental” que ha diario miles de padres y madres de familia ejercen sobre los jóvenes. Actualmente, en algunos países avanzados incluso existen iniciativas serias, en particular, tendientes a transformar la perniciosa práctica de la “alienación parental” en una figura penal.

En términos generales, el Estado de Guatemala a través de la Ley de la Juventud, debería de explicitar el marco de actuación institucional a través del cual se implementen mecanismos específicos orientados a la incorporación a procesos re-educativos a los padres de familia (y la familia extendida), involucrados en actos sistemáticos de violencia intrafamiliar cotidiana, por ejemplo, a través de la figura de la “escuela para padres” y otras similares.

  • Sobre la convivencia en el (colegio y universidad):

Debiese quedar estipulado en esta ley la obligatoriedad de que todos los centros educativos, públicos y privados, cuenten con una Comisión cuatri-partita (conformada por padres de familia, autoridades del establecimiento, autoridades del Ministerio de Educación  y estudiantes), orientada hacia la prevención y sanción del Bullying y otras problemáticas de similar importancia.

En el Reglamento de esta ley debiese de quedar establecido el mecanismo concreto de monitoreo y supervisión del funcionamiento de estas comisiones educativas especiales, así como las sanciones a los infractores (centros educativos, padres de familia o autoridades estatales).

  • Sobre las necesidades ingentes de vincular el impulso de valores humanísticos y la calidad educativa:

El país y el orbe está en una profunda crisis  de orden económico, social, institucional y de valores.  Ello ha afectado la calidad educativa. Una forma concreta de reducir estos perjuicios es la incorporación (o el reforzamiento) al Currículo de la Educación Media, Técnica y Educación Superior, de materias relativas a la Educación Cívico-política, la Ética y la filosofía, ello alejado de los sesgos dogmáticos religiosos o ideológicos.

  • Sobre la creación de las oportunidades de los jóvenes al estudio de carreras técnicas y de nivel superior:

La Ley de la Juventud debería de estipular obligaciones realistas y concretas al Estado de Guatemala, en relación a la creación de Políticas, Planes y Programas especiales y específicos, de incorporación de los jóvenes a carreras técnicas y universitarias, tomando especial consideración, el brindar oportunidades a los jóvenes estudiosos y de escasos recursos monetarios.

En el mediano y largo plazo, estos Planes y Programas especiales deberían de estar orientados hacia la universalización del derecho al libre acceso a la educación técnica y superior de la juventud guatemalteca.

  • Sobre las oportunidades de incorporación de los jóvenes a la vida laboral:

Convendría que la Ley de la Juventud dotara al Estado de las obligaciones y condiciones mínimas para crear y poner en marcha una Política Nacional de Inserción Laboral de la Juventud, cuyos ejes principales podrían ser, entre otros, los siguientes; tecnificación acelerada, reconversión ocupacional, apoyo socio-jurídico a los jóvenes en conflicto con la ley penal, capacitación y apoyo micro-empresarial entre otros.

  • Sobre la “empleabilidad” de los jóvenes con carreras universitarias finalizadas o en curso de su culminación.

Consideramos importante que la Ley de Juventud contemple la obligatoriedad del Estado de diseñar y poner en marcha Planes especiales de Empleabilidad de la juventud. Esto podría logarse a través de la implementación de programas de “pasantía temprana” o de “proyectos de voluntariado social”, que vinculen al estudiante universitario (y jóvenes de las áreas técnicas de educación no superior), al mundo laboral desde el inicio mismo de sus estudios técnicos o universitarios.

  • Sobre la obligatoriedad de crear las Oficinas Municipales y Departamentales de la juventud y sus mecanismos de monitoreo, evaluación y auditoria social:

Sería pertinente que la Ley de la Juventud estableciera de manera explicita la obligatoriedad de los Gobiernos Municipales en crear y poner en marcha las Oficinas Municipales de la Juventud, y así mismo, establecer en artículos específicos de su respectivo Reglamento, los mecanismos obligatorios de financiamiento, funcionamiento, monitoreo, evaluación y auditoria socia. Lo mismo debería de regir para el nivel Departamental (en el seno de los Consejos Departamentales de Desarrollo), en donde el principal responsable de su estructuración y operativización deben ser los Gobernadores.e la creación y puesta en marcha de una Política Nacional d sistema educativo y el mundo laboral

  • La Ley de la Juventud puede ser el marco ideal general que defina las principales obligaciones del Estado en materia de re-inserción social de la juventud en conflicto con la ley, y la re-inserción de la juventud en condiciones de exclusión y marginalidad.

En tal sentido, esta Ley debería de explicitar los principales objetivos, la naturaleza y las características esenciales con las cuales debería de dotarse una Política Nacional de Reinserción Social de la Juventud.  Mientras que en su Reglamento, podrían ó deberían de integrarse los mecanismos específicos (planes, programas, proyectos etc.) a través de los cuales se cumplirían estos objetivos.

  • Sobre la reducción de la promoción de la Violencia en medios de Comunicación social y la reducción de la recreación perniciosa.

De la misma manera que ya se está implementando en algunos países, el Estado responsable debe de buscar los mecanismos específicos a través de los cuales se reduzca la promoción de la violencia, en particular, de su difusión abierta en los medios de comunicación de masas (radio, cine, televisión y otros medios de comunicación masiva).

En tal sentido, la Ley de la Juventud debería de explicitar las principales obligaciones del Estado, en especial, en materia de reducción de la exposición de la juventud a contenidos violentos (incluyendo el machismo, el sexismo, el racismo, la xenofobia, maltrato animal y todo tipo de intolerancia social).

En materia de producción televisiva, en algunos países se restringen los horarios en los cuales se exponen contenidos de violencia explícita. Lo mismo debería de abarcar en cuanto a los contenidos perniciosos de programas de video juegos, muchos de los cuales se exponen libremente a jóvenes y niños en lugares públicos como los llamados “Ciber-Cafés”.

  • Sobre el impulso y promoción del Arte, la Ciencia, la Cultura y el Deporte en la juventud.

Sería pertinente que la Ley de la Juventud  contemplara un articulado mínimo, el cual sirviera de marco o parámetro general para la creación y puesta en marcha de una Política Nacional de promoción del Arte, la Ciencia, la Cultura y el Deporte, con la fundamentación de sus respectivos objetivos, naturaleza y características, además de su sustento económico-financiero.

La Ley de la Juventud puede perfectamente crear y explicitar el marco general para el diseño e implementación de una Política Nacional de esa naturaleza,  a partir de la creación e implementación inter-institucional y multi-sectorial de un conjunto de Programas, Planes, Proyectos, Campañas y Actividades, cuyo principal sujeto social serían los sectores juveniles pertenecientes a las capas populares y menos favorecidas, tanto desde el punto de vista social, económico como étnico.

Ciudad Guatemala,

10 febrero, 2016.

———

Sergio Barrios Escalante

Coordinador

Asociación ADINA

https://convivenciaalterna.wordpress.com/

 

 

Anuncios