Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

“A un año del asesinato de Jennifer Alejandra” agosto 24, 2013

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 10:08 pm

¡ 2013: Trabajar en favor de la humanidad!

Trabajando sin Salario y Sin Horario

Voluntariado Social 100 % Ad Honorem

Jennifer Alejandra Vasquez- Asesinada el 30 de agosto del 2012 por su propia madre.

Jennifer Alejandra Vasquez- Asesinada el 30 de agosto del 2012 por su propia madre.

A UN AÑO DEL ASESINATO DE JENNIFER  ALEJANDRA

 

¿Hay lecciones aprendidas para la sociedad guatemalteca?

“Alejandra murió porque los actores responsables de proteger a la infancia no están articulados, ni hay voluntad política para enfrentar los problemas de la niñez. La pequeña no solo fue víctima de los golpes de su madre: lo fue también de los golpes de un sistema que no funciona”.

(Justo Solórzano, UNICEF/Guatemala).

¿Quién era Jennifer Alejandra Vásquez y cómo falleció?

La pequeña Jennifer Alejandra tenía 3 años y 8 meses de edad cuando fue asesinada a golpes por su propia madre (entre el 29 y 30 de agosto del 2012), al parecer, según declaraciones de la propia criminal, por haberse comido unos tacos que estaban destinados para su amante, una mujer a la que había conocido tiempo atrás y con quien mantenía relaciones sentimentales.

Según informes de la necropsia, se determinó que la niña murió a causa de 52 golpes, aunque también se demostró que la pequeña recibió muchos más golpes aún después de que ella ya había expirado.

La acusada fue sentenciada el día viernes 15 de febrero del 2013 a una condena de 44 años. Las pruebas mostradas por el Ministerio Público comprobaron que la madre mató a golpes a la pequeña.

Eddy Vásquez y su pequeña hija: víctimas de la Falsa Denuncia

Diez días antes del asesinato de Alejandra un juzgado de familia le había otorgado la guarda y custodia de la niña a la madre. El padre de la pequeña, Eddy Vázquez, quien en el año 2012 había cuidado por breve tiempo a su hija, perdió en definitiva la batalla por la custodia de su hija, pues tanto los tribunales de familia como el Ministerio Público consideraban “ilógico” que la niña fuese cuidado por un padre “violador” y “maltratador” de mujeres.

Según consta en varios expedientes del MP, en enero del año 2012 la madre de la niña había interpuesto una denuncia en contra del padre de su hija ante un juzgado de familia, por supuestas agresiones físicas, psicológicas, sexuales e incluso por “secuestro” de la menor.

El padre de la niña se vio obligado a entregar de nuevo a su pequeña hija en marzo del 2012, y esa sería la última vez que la vería personalmente.

Luego las acusaciones maliciosas de la madre de la pequeña Alejandra en contra de su padre fueron interpuestas ante otras instituciones: ante el Ministerio Público y ante la “Fundación Sobrevivientes”, con lo cual, se selló la suerte de la pequeña, pues ninguna institución (incluyendo la Procuraduría General de la Nación -PGN-, ante la cual el padre acudió infructuosamente en varias ocasiones en busca de ayuda), quiso otorgarle credibilidad a las argumentaciones de Eddy Vásquez, en relación a que la pequeña estaba siendo maltratada física y psicológicamente por su madre.

Este caso se ha considerado paradigmático, pues dejó al descubierto la ineficacia, la ineptitud, la negligencia, la visión prejuiciosa y anticonstitucional de las instancias de familia del sistema de justicia ante los hombres que son padres de familia, y desnudó a su vez la descoordinación profunda existente entre las principales instituciones estatales que deben velar por la defensa de los derechos de la niñez guatemalteca.

Este caso demostró además lo fácil que resulta para cualquier madre de familia hacer uso alevoso de la injuria, la calumnia, la falsa denuncia y de la simulación de delito, ante un sistema de justicia que de antemano da por sentado que toda denuncia proveniente de una madre de familia es verdadera, que no necesita demostración y mucho menos de investigación.

En relación a este mismo caso, hace varios meses (a inicios del 2013), en ocasión de haberse conocido la sentencia en contra de la asesina de la pequeña Alejandra, se publicaron en este mismo sitio virtual una serie de recomendaciones especiales y específicas, dirigidas tanto para la institucionalidad del Estado como para la sociedad en general.

No queremos dejar pasar esta fecha conmemorativa triste pero importante, para reiterar de nuevo estas recomendaciones, para evitar que la muerte de Jennifer Alejandra pase rápidamente a ser parte de las numerosas estadísticas del olvido.

Algunas de estas recomendaciones fueron emitidas por los propios funcionarios de algunas entidades vinculadas al sector de protección de la niñez.

Entre ellas, citábamos las siguientes:

El Procurador General de la Nación Vladimir Osman Aguilar Guerra, sugiere la creación del Instituto de la Niñez, para que agrupe a todas las entidades o programas que atienden a ese grupo de la población.

 

La Defensora de la Niñez de la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Miriam Rodríguez, propone la creación de tutorías vespertinas o matutinas para que los niños ocupen su tiempo libre. Su idea es que se involucren las municipalidades y que se contrate a maestros jubilados.

 

Jorge Cabrera Cabrera, Director del INACIF dice textualmente: “Algunas instituciones estaban haciendo el papel que le corresponde al INACIF, tal es el caso de “Sobrevivientes” (la fundación citada arriba) y la Oficina de Atención a la Víctima, pero la entidad que emite dictamen debe ser independiente, objetiva e imparcial”.

 

Sergio Barrios Escalante.

Asociación ADINA

Editor del sitio; convivencia alterna

Contacto en: convivenciaalterna@yahoo.com

 

 

Nota:

A otras propuestas (incluyendo las planteadas por la asociación ADINA), puede accederse desde el siguiente enlace:

 https://convivenciaalterna.wordpress.com/2013/02/

 

Más información sobre el caso (y Diapositivas de la pequeña Jennifer Alejandra):

http://www.lahora.com.gt/index.php/nacional/guatemala/reportajes-y-entrevistas/173822-la-odisea-detras-de-la-muerte-de-jennifer-vasquez-alquijay

Anuncios