Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

Iván Aguilar: “No se invierte lo suficiente para combatir la desnutrición crónica” septiembre 19, 2019

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 12:29 am

 ! Trabajar en favor de la Humanidad¡

 

 

 

 

 

Iván Aguilar: “No se invierte lo suficiente para combatir la desnutrición crónica”

Pese a que cada vez hay más consciencia sobre el problema de la desnutrición crónica, sus causas y efectos, esta preocupación no se traduce en el financiamiento para atacarla y erradicarla, considera Iván Aguilar, jefe del Programa Humanitario de Oxfam Guatemala.

Por Andrea Orozco

Uno de cada dos niños guatemaltecos sufre desnutrición crónica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Con 12 años de trabajo en el tema, Aguilar tiene una visión sobre las acciones que cuatro gobiernos han hecho para reducir la desnutrición crónica en el país (Álvaro Colom 2008-2012, Otto Pérez Molina 2012-2015, Alejandro Maldonado Aguirre 2015-2016 y Jimmy Morales 2016- 2020) y considera que aún no hay concordancia entre la preocupación y las acciones emprendidas.

¿Qué acciones se han hecho bien para reducir la desnutrición crónica?

Se ha avanzado en la parte institucional, en el establecimiento de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) en el 2005, la formalización del Sistema Nacional de Seguridad Alimentaria, que establece reuniones para analizar planes específicos contra la desnutrición crónica y que involucra a los ministerios más relevantes en el tema.

¿Cuál ha sido el avance más importante?

Los ministerios comenzaron a etiquetar los rubros de su presupuesto que están relacionados con las acciones que tienen que ver con el combate a la desnutrición crónica. Además, ha habido monitoreo de la ejecución y la inversión de ese presupuesto, trabajo que está a cargo de la Sesán.

Entonces ¿Por qué no ha habido una reducción de la desnutrición crónica?

No hay inversión nueva que tenga impacto; es decir, que no sea presupuesto que se asigna de oficio a las instituciones. No se ha avanzado lo suficiente porque muchas veces los ministerios etiquetan las líneas de presupuesto de sectores relacionados al tema, pero que no obedecen a una planificación en zonas estratégicas.

¿Qué es lo que se necesita para mejorar?

Se debe asignar dinero, más allá del que está tradicionalmente asignado y se debe incrementar ese monto. Además, se debe hacer que esa inversión obedezca a una priorización estratégica territorial y conseguir un padrón único de familias atendidas que necesita esa atención integral que se necesita.

Le puede interesar: Conocer sobre la desnutrición crónica es el primer paso

¿Qué tipo de programas ayudará a reducir la desnutrición crónica?

Las familias vulnerables necesitan agua y saneamiento, transferencias monetarias condicionadas en salud y educación. También necesitan que el Ministerio de Agricultura les apoye con insumos para la producción agrícola y con asistencia técnica. De parte del ministerio de Salud se requiere vacunación oportuna y los programas de la Ventana de los Mil Días, pero también requieren acceso a alimentación complementaria para los niños menores de 5 años.

¿Cuáles han sido las fallas?

La evaluación que se hizo a la Estrategia Nacional para la Reducción de la Desnutrición Crónica -planteada por el actual Gobierno-, reveló que falta articulación entre los ministerios y eso no se ha conseguido desde que se creó este sistema de seguridad alimentaria.

Con las mismas acciones ¿Qué tan difícil será reducir la desnutrición crónica en el país?

Al ritmo de reducción de la desnutrición crónica que se lleva ahora, que es de medio punto porcentual al año, llegar a los índices de Costa Rica, que tiene seis por ciento de desnutrición crónica en total, llevaría 73 años para Guatemala llegar a ese nivel.

Oxfam detectó un incremento de desnutrición crónica en algunos municipios ¿Cuál fue el hallazgo?

Se hizo un monitoreo de 18 mil niños menores de 5 años, durante los últimos cuatro años, en siete municipios de Baja Verapaz y Chiquimula y la evaluación indica que hay un aumento de 6.9 % de la desnutrición crónica. Esto es preocupante porque en esa zona hay programas de asistencia para las personas en riesgo y, sí en esa zona se incrementa, en otros lugares donde no se recibe ese apoyo las condiciones pueden ser peores.

¿Las intervenciones no han sido correctas?

La inversión efectiva que se hace de parte de las instituciones de gobierno es poca, el dinero no es suficiente y las acciones estratégicas que se deben implementar tampoco se desarrollan, por ejemplo, la alimentación complementaria para niños.

Le puede interesar: Combate a desnutrición no mejorará con el ritmo actual de intervención gubernamental, según Usaid y Asíes

¿Qué tan importante es esa alimentación complementaria?

Después de los seis meses de edad, los niños caen en desnutrición crónica debido a que dejan la lactancia materna y se suman al riesgo y al déficit alimentario de sus hogares. Es donde se requiere la alimentación complementaria con harinas fortificadas y otros alimentos.

¿Qué factores influyen en los niveles de desnutrición crónica?

La precariedad de la vivienda porque se ha demostrado que el tipo de pisos de los hogares tiene relación con la desnutrición crónica. El niño que vive en piso de tierra tiene más probabilidad de desnutrición crónica, así como el que vive en casa con cocina con leña, porque el humo afecta el sistema respiratorio, lo que lo hace vulnerable ante cualquier enfermedad.

 ¿También afecta el cambio climático?

El cambio climático colapsa los medios de vida del país, no solo en el corredor seco. Desde el 2012 se ve como cada año se tienen problemas por falta de lluvia y lo que produce es que los cultivos son afectados, especialmente los que dependen de la lluvia para desarrollarse. Generalmente los que están en esa situación son los hogares en pobreza o pobreza extrema y sin posibilidades de riego o superar esa falta de lluvia.

¿Cuál es el riesgo para el país si no se reduce la desnutrición crónica?

Lo que le sucede a Guatemala es que está perdiendo la oportunidad de aprovechar al máximo el bono poblacional, que le sucede solo una vez a los países, y que es cuando tiene la mayor población joven que puede introducirse a la economía.

Le puede interesar: Vicepresidente reconoce incumplimiento de reducción de la desnutrición crónica

¿Qué secuelas deja la desnutrición crónica?

Aparte de afectar el crecimiento, los niños con desnutrición crónica no tienen un desarrollo adecuado de cerebro ni buenas conexiones neuronales, por lo que tienen poca capacidad lo que afecta su vida estudiantil.

Un niño que tenga ese problema, después de los 5 años es irrecuperable. La ventana de oportunidad para evitar la desnutrición crónica es hasta los 2 años, si no se supera, toda esta población joven va a ver mermada su capacidad y va a ser menos productiva.

Además, en la vida adulta, las personas son más propensas a otras enfermedades como diabetes, hipertensión, sufrir sobre peso u obesidad y eso implica que va a generar más costos para el sistema de salud pública.

¿Ahora se sabe más de desnutrición crónica que antes?

Hay mucha sensibilización sobre el tema, muchas de las personas la ven como un problema importante y que se debe resolver, pero la dificultad está en traducirlo en acciones concretas, porque no se invierte lo suficiente ni se hacen las acciones estratégicas que deben implementarse.

¿Es necesaria la reforma a la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutricional?

Más allá de modificar la Ley, lo más relevante para hacer efectivo el trabajo para reducir la desnutrición crónica es presupuestar adecuadamente. El nuevo gobierno debe revisar el presupuesto que se destina para combatir este problema, en qué se focaliza y cuáles son las acciones estratégicas que normalmente no se financian.

¿Cuáles son estas acciones?

Una gran parte de los hogares que carecen de letrinas y no hay programas de letrinización o fosas mejoradas para las familias del área rural, también debería haber un programa de mejora de los pisos en la vivienda. Este tipo de medidas no son financiadas.

Además, tampoco está presupuestada la brecha para tratamiento de enfermedades respiratorias agudas o diarreas, que tienen alta influencia en la desnutrición crónica.

Revisar que brechas hay para acciones estratégicas y claves y que se incorporen las que no se financian ahora, esa es la manera para tener un impacto directo.

 

Tomado de Prensa Libre

16/09/2019

 

____________________________________________________

Convivencia Alterna es el sitio virtual del Proyecto ADINA

Escríbanos al correo:

convivenciaalterna@yahoo.com

Sergio Barrios Escalanate

Coordinador.

—————————————————————————