Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

EN EL DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES noviembre 24, 2010

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 12:10 am

¡LO  QUE  NO  SE  NOMBRA NO EXISTE!

 

 dia internacional de no_violencia contra las mujeres

 

EN EL DÍA MUNDIAL CONTRA LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES 

 

Este 25 de noviembre se celebra un año más del Día contra la Violencia hacia las mujeres, instituido hace muy poco tiempo por Naciones Unidas. La fecha es propicia para reflexionar respecto a esta problemática, de la cual no se escapa ninguna región, país ni estrato social.

De entrada es importante resaltar el hecho de que en tal fenómeno existen múltiples dimensiones causales, que van desde las macro estructurales (realidades socio-económicas y políticas que facilitan o propician la victimización de las mujeres de estratos sociales más vulnerables), hasta las realidades que tienen que ver con contextos micro-sociales (especialmente el seno familiar y el entorno comunitario inmediato), donde se reproducen las violencias de género propias de sociedades machistas, marcadas por el sello histórico del patriarcado.

Compete a los Estados atacar las principales causas estructurales que generan violencia en contra de las mujeres, en particular, aquellas relacionadas con condiciones desiguales de acceso a los medios de producción de riqueza, a la exigua participación en procesos de redistribución de la misma, a injusticias sociales por la falta de respaldo institucional para defender o promover sus derechos económicos, sociales, políticos, culturales, y a la falta de acceso a servicios de calidad y pertinencia en salud, educación y de cualquier otro tipo de asistencia derivada de la naturaleza propia de la condición de género.

Otro aspecto importante y del cual  se habla muy poco se relaciona con un tipo de violencia contra la mujer que se produce a nivel de intra-género, es decir, dentro de las relaciones propiamente establecidas entre las mujeres, las cuales tienen distintas manifestaciones, como por ejemplo, de índole laboral (cuando los distintos tipos de violencia contra las féminas es ejercida por una mujer en posición de mando en ámbitos tales como la oficina, la fábrica o los espacios domésticos), o en ámbitos rurales, donde también se dan casos de mujeres en posición de poder sobre amplios conjuntos de trabajadoras agrarias, que tal y como se manifiesta en la región latinoamericana, se trata de trabajadoras con bajo nivel educativo y por ende, poco acceso a información pertinente sobre sus derechos laborales y sociales más elementales.

De igual manera, el seno familiar es otro ámbito donde suelen darse múltiples violencias de mujeres hacia otras mujeres, sea que se trata de madres hacia sus hijas, o de hijas hacia sus progenitoras o de ambas hacia ancestros inmediatos de edad avanzada, quienes sufren maltratos que van desde la agresión directa hasta el abandono total.

En el caso de las relaciones perversas entre una madre dominante y sus hijas, es muy conocido el caso de la victimización de las pequeñas a través de múltiples formas de maltrato psicológico y a veces hasta físico. Uno de los más comunes es el de la separación violenta e injustificada de la relación de las menores para con sus padres, en especial, cuando estos no comparten el mismo hogar de sus hijas.

Uno de los recursos más usuales para conseguir tal separación injustificada (se trata en este tipo de ilustración, de casos en los cuales, por supuesto, el padre es obligado bajo diferentes ardides a alejarse involuntariamente de sus hijas), ya sea por la fabricación de falsas denuncias (o “simulación de delitos” como lo tipifican literalmente algunos Códigos Penales), o por recursos perversos lamentablemente de uso muy extendido, como el llamado “Síndrome de Alineación Parental” (SAP), denominado así por especialistas de la psicología familiar para aludir a la práctica sistemática de algunas madres de inculcar en sus hijas e hijos sentimientos de odio injustificado hacia su progenitor (por cierto, un tipo de conducta parental perversa que en algunas regiones de España desde hace un tiempo se discute acerca de su probable penalización).

Ambos casos de victimización psicológica y emocional de las niñas o niños por parte de su propia madre, requieren el uso impune de la injuria y la calumnia, razones por las cuales es importante que los diversos sistemas de justicia del Estado (en conjunto con jueces y juezas de familia, abogados especializados, trabajadoras sociales y organizaciones sociales involucradas en la temática de defensa de la niñez y adolescencia), dirijan parte de sus esfuerzos a mejorar o perfeccionar el andamiaje jurídico relativo a las Leyes de Familia y de Protección a la Niñez y adolescencia, a fin de evitar el uso oportunista de las leyes que protegen a la mujer.

Por ello, no está de más recordar que en diversos ámbitos sociales y culturales,   donde en un porcentaje abrumador los casos de violencia intrafamiliar son efectuados por hombres hacia las mujeres, se debe tener sumo cuidado a fin de evitar que la mera tendencia estadística pase atropellando el sagrado derecho de los padres así absurdamente victimizados, por la simple y mecánica culpabilización ante falsas denuncias interpuestas por madres con irracionales sentimientos vengativos o con problemas de crónica inestabilidad psicológica.

Esta necesidad de perfeccionamiento del andamiaje jurídico de protección a la mujer y a la familia, debería de tomar en cuenta una serie de factores legales y extra legales de gran importancia, tales como la calidad ética y transparencia del trabajo de los entes investigadores, la debida profesionalización y especialización de los jueces, administradores de justicia en ámbitos de familia, niñez y adolescencia, la capacitación jurídica especializada de las abogadas, abogados y trabajadoras sociales, así como también la disposición a escuchar la opinión de las organizaciones de la sociedad civil comprometidas con la problemática específica, así como la implementación de mecanismos legales que permitan recoger y tomar en cuenta la opinión de las niñas, niños y adolescentes, quienes por regla general, cuando están libres de chantajes, amenazas y coacciones  sutiles o veladas, suelen aportar información con alto grado de credibilidad.  

Por lo demás, vale la pena también cuestionar permanentemente el negativo rol que juegan los medios de comunicación de masas con mayor influencia (que en contubernio con la industria del alcohol y el tabaco), en términos de diseminar ideología de agresión machista no les gana ninguna otra instancia social, sin que nadie o casi nadie diga ni haga nada concreto para poner límites éticos a este tipo de libertad empresarial.

Sergio Barrios Escalante

Revista de Análisis de Fondo- RAF-TULUM

http://revistatulum.wordpress.com

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s