Convivencia Alterna

Iniciativa para Un Proyecto de Iniciativa de Ley

ADINA: Programa Educativo y de Atención en Salud. mayo 20, 2019

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 6:25 pm

2019: ¡Trabajar en favor de la Humanidad !

 

 

 

 

 

 

Programa Educativo y de Atención en Salud.

 

Módulo Introductorio sobre Acupuntura.

Actividades:

  • Instrucción en módulos (cursos).

  • Instrucción práctica.

Objetivo central:

Instruir en torno a los principios elementales relacionados con la teoría y la práctica de la Acupuntura.

Responsable del Programa:

Dr. D. H. Méndez.

 

……………………………………………………………………

Correo de contacto:

convivenciaalterna@yahoo.com

———————————————

Anuncios
 

Invitación abierta a Entrenamiento/Enseñanza práctica de Tai Chi y Meditación budista marzo 12, 2019

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 7:00 pm

2019: ¡Trabajar en favor de la Humanidad!

 

 

El Programa Transdisciplinario del Proyecto ADINA

Y Ediciones RafTulum

INVITAN A

Entrenamiento/Enseñanza práctica de Tai Chi y Meditación budista

De 10:00 am. – 12:00 pm.

 

Lugar: Parque Ecológico “Senderos de Alux” (Altar Ceremonial TIJAX, contiguo a la Fuente, en el área del teatro).   San Lucas Sacatepéquez (Km. 26 sobre la Carretera Interamericana).

Fechas: Domingo 17, 24 y 31 de marzo 2019.

Instructor: Sergio Barrios Escalante

Costo: Donativo voluntario para ayudar a financiar las actividades sociales de la Asociación de Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ADINA).

Más info: serbae2004@yahoo.com.mx

convivenciaalterna@yahoo.com

https://convivenciaalterna.wordpress.com/

(502) 4100-0151

 

 

“Hipotecando futuro: solo el 35% de los niños recibe protección social”: Eduardo Camin. febrero 21, 2019

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 1:19 am

2019: Trabajar en favor de la Humanidad

 

 

 

Imagen tomada del artículo “Hipotecando futuro: solo el 35% de los niños recibe protección social”, de Eduardo Camin.

 

“Hipotecando futuro: solo el 35% de los niños recibe protección social”

Eduardo Camin.

Según un nuevo informe realizado por UNICEF y la OIT este pone de manifiesto la apremiante necesidad de extender la protección social a todos los niños, para ayudarlos a escapar de la pobreza y de sus efectos devastadores, sin embargo: la gran mayoría de los niños no cuenta con protección social.

En varios países, los programas de protección social dirigidos a los niños cuentan con una cobertura limitada, niveles de prestaciones inadecuados, fragmentación y una pobre institucionalización. Algunos países sujetos a un proceso de consolidación fiscal están reduciendo los subsidios, en lugar de extender las prestaciones, como fue acordado por los países en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La evidencia muestra claramente que el dinero desempeña un papel vital en la ruptura del círculo vicioso de la pobreza y vulnerabilidad. No obstante, solo 35 por ciento de los niños goza de protección social; con cifras que oscilan desde 87 por ciento en Europa y Asia Central, 66 por ciento en las Américas, 28 por ciento en Asia y hasta 16 por ciento en África

“La pobreza infantil puede ser reducida de la noche a la mañana con una protección social adecuada”, afirmó Isabel Ortiz, directora del Departamento de Protección Social de la OIT. El informe hace un llamado a favor de la rápida expansión de las prestaciones para la familia y los hijos, con el objetivo de alcanzar la protección social universal de los niños y lograr los ODS.

Este tipo de prestaciones son un elemento vital de las políticas dirigidas a mejorar el acceso a la nutrición, la salud y la educación, así como a reducir el trabajo infantil, la pobreza y la vulnerabilidad de los niños.

“La pobreza afecta a los niños de manera particularmente grave, ya que sus consecuencias pueden hacerse sentir a lo largo de toda la vida. La malnutrición y la pérdida de años de educación, que con frecuencia derivan de la pobreza, son una tragedia para el individuo, su comunidad y la sociedad”, declaró Alexandra Yuster, Directora Asociada y Jefa de Inclusión Social y Políticas de UNICEF.

La contracara del informe

Insistimos en que lo más respetable es la verdad sobre la realidad, para poder dar una visión cabal y justa del mundo en que vivimos. Nada se paga tan caro como la sustitución de la realidad, por lo que nos parece o nos conviene.

Esa tendencia que existe en muchas naciones con sus estadísticas y que reiteran algunos comunicadores sociales, deslizando su visión, en la introducción de datos basados en las deformaciones o en el pensamiento desiderativo, amplificado a través de las redes sociales, manipulando por ende la realidad. Pero tarde o temprano esta se venga resistiéndose a nuestras manipulaciones y apareciendo la cruda verdad, tal cual es.

Pero también entendemos que cualquier neutralidad, marcada por la (seudo) objetividad, apoliticismo o profesionalismo indefinido sobre los hechos sociales en el mundo de hoy, no es otra cosa que beneficiar y favorecer los intereses de la economía gobernante, las injusticias sociales, y perpetuar la explotación del actual orden económico en el plano mundial y nacional.

Muchos de estos informes internacionales que hemos analizado contienen en su seno realidades y verdades escabrosas, violentas, y humillaciones, reñidas con toda la ética de nuestra condición humana.

Pero el mundo capitalista en el cual vivimos, carece de toda perspectiva histórica, sumido además en una crisis general y profunda originada por las leyes objetivas y contradicciones irreconciliables derivadas del propio sistema. La crisis general del capitalismo significa su decadencia, su descomposición y abarca el conjunto de la humanidad, perturbando a fondo su economía, su régimen social, político, ideológico y cultural.

Aceptamos con cierta normalidad que la riqueza del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, dueño de Amazon, alcanzó el año pasado 112.000 millones de dólares. Al tiempo que se nos indica que “el presupuesto de salud de Etiopía equivale al 1% de su fortuna”, debemos al menos interpelarnos, porque si esto no es, una descomposición y decadencia de un sistema económico – además de una injusticia flagrante-, entonces posiblemente no hemos entendido nada, en todos estos años sobre las injusticias que nos gobiernan.

De manera general, la riqueza de los 26 multimillonarios del mundo aumentó 900.000 millones de dólares el año pasado, a un ritmo de 2.500 millones de dólares por día, mientras los ingresos de la mitad más pobre de la población del planeta cayeron 11 por ciento.,

Al mismo tiempo, uno de cada cinco niños vive en las formas más extremas de pobreza (menos de 1,9 dólares al día), mientras que a una vaca europea se le destina 2,5 a 3 euros diarios y casi la mitad de los niños del mundo vive en situación de pobreza “moderada” (menos de 3,10 dólares al día).

En casi todas las regiones, la pobreza afecta a los niños de manera desproporcionada: ellos tienen el doble de probabilidades que los adultos de vivir en pobreza extrema.

Abatir la pobreza en el capitalismo es una falacia. Pero independientemente de las razones políticas, sociales jurídicas o económicas, lo cierto es que los gobiernos están obligados a enfrentar la pobreza. Nos consta, que muchos han hecho denodados esfuerzos e incluso en algunos momentos históricos han obtenido momentáneos éxitos.

Pero, desgraciadamente para los gobiernos y los pobres los empleos generados por cualquier acción gubernamental no son sostenibles en el tiempo y no pueden mantenerse de manera coyuntural. La fragilidad de los gobiernos dependientes de sus materias primas está a la deriva de los mercados financieros, y del comercio mundial, por lo tanto, son rehenes (cuasi pasivos) de las grandes potencias y sus guerras comerciales.

La voluntad política actual sigue siendo secuestrada por el principio de acatamiento de las leyes naturales del mercado. Y en esta lógica lo primero es sanear la economía, como lo recomiendan los organismos crediticios internacionales. Por lo tanto, preservar el futuro de los niños con los ojos puestos en el presente, bajo la presión enceguecedora de la urgencia económica, son los riesgos de esta realidad.

No obstante, todo quehacer político que ignore esta tragedia no tiene futuro y, por supuesto, tampoco justificación. Seguiremos hipotecando futuro en nombre del liberalismo económico y el sacrosanto mercado, en el mundo de las promesas rotas, de informes que se suceden y realidades que no cambian.

Eduardo Camín

Periodista uruguayo, miembro de la Asociación de Corresponsales de prensa de la ONU en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la ).

Fuente original de este artículo:

https://www.alainet.org/es/articulo/198238

 

……………………………………………………………………………………..

Convivencia Alterna forma parte del Proyecto ADINA

Si desea publicar sobre algún tema relacionado con los derechos de la niñez y/o adolescencia, o denunciar alguna violación en particular, puede escribirnos al siguiente correo:

convivenciaalterna@yahoo.com

………………………………………………………………….

 

Informe: “Niños y niñas en América Latina y el Caribe: Panorama 2018”: UNICEF enero 22, 2019

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 4:09 pm

 

2019:  ¡Trabajar en favor de la humanidad !

 

 

 

 

 

Niños y niñas en América Latina y el Caribe: Panorama 2018

Informe de UNICEF

Este documento presenta la situación de los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe en cifras, elaborado por Unicef.

Acorde con los objetivos y preocupaciones centrales de este blog, presentamos los siguientes datos actualizados, sobre la situación económica, social, política, cultural y medioambiental de los niños y niñas latinoamericanos.

Ver el documento oficial en el siguiente enlace:

VER AQUI

 

 

——————————

Convivencia Alterna forma parte del Proyecto ADINA

Coordinador: Sergio Barrios Escalante

Correo de contacto:

convivenciaalterna@yahoo.com

——————————————————–

 

 

 

“Desnutrición crónica infantil en Guatemala: peor que Bangladesh y Etiopía” diciembre 22, 2018

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 6:42 pm

¡ Trabajar en favor de la Humanidad !

 

 

 

 

 

“Desnutrición crónica infantil en Guatemala: peor que Bangladesh y Etiopía”

 

“En homenaje a Jackelin Caal, niña guatemalteca quien falleció mientras permanecía bajo custodia de autoridades migratorias en El Paso, Texas”.

 

Como se sabe, desde hace muchos años Guatemala se encuentra entre los primeros y nada honrosos lugares a nivel mundial, cuya infancia padece en grado escandaloso el terrible flagelo de la desnutrición crónica.

Para colmo, la problemática específica no termina de ser situada como prioridad de la agenda nacional, y la atención que esta problemática recibe por parte de la clase política gobernante (el Ejecutivo y el Legislativo), es superficial e intermitente (y, en tiempos electorales, descaradamente hipócrita).

De manera acertada, el economista Edgar Balcells, exministro de finanzas e investigador académico, ha dicho recientemente y de manera pública, que “la desnutrición crónica infantil en Guatemala es peor que Bangladesh y Etiopía” (1).

De manera muy desafortunada, para la cruda realidad de esta nación tal expresión no es ninguna exageración, a pesar de que por su nivel de ingresos Guatemala pertenece al grupo de países con ingresos medios.   Después de todo, se trata de una nación donde sus élites se embolsan cada año fabulosas fortunas, las cuales ni siquiera son re-invertidas en el aparato productivo y en inversiones nacionales, sino que salen en su mayoría hacia cuentas personales en el extranjero, o toman tales ganancias el camino de las atractivas inversiones bursátiles en la banca internacional.

Es por ello que resulta escandaloso el marcado desinterés mostrado por los diputados del Congreso, quienes este fin de año (2018) se fueron de vacaciones, sin haber aprobado el préstamo por 100 millones de dólares ofrecido por el Banco Mundial, para la implementación del Programa de Emergencia Nutricional “Crecer Sano”, que está respaldado con recursos de la Fundación Bill & Melinda Gates, el cual representa un préstamo blando con bajos intereses y con un plazo de pago de 30 años.

No se sabe a ciencia cierta si se ha vencido el plazo establecido por el BM para la respectiva aprobación de este importante préstamo. Lo cierto del caso es que dicha propuesta ya llevaba dos lecturas y solo hacía falta una tercera lectura y su respectiva redacción final.

Este desafortunado hecho es una manifestación más de las múltiples muestras de los diputados y de la clase gobernante en general, del marcado desinterés por las necesidades prioritarias y urgentes de los sectores más vulnerables de la nación, y muestra una vez que la agenda suprema de la actual legislatura del Congreso, está muy lejos de las mayorías empobrecidas y hambreadas.

Por otra parte, sectores y actores sociales críticos a tales prestamos, cuestionan la falta de enfoque integral de programas sociales como “Crecer Sano”, argumentando que para el caso de Guatemala, tal y como se ha planteado en el proyecto, pondrían toda la responsabilidad de su ejecución en una unidad del Ministerio de Salud Pública, una entidad altamente cuestionada por su marcada ineficiencia, y además, se cuestiona que tales programas adolecen de importantes componentes estratégicos, tanto en su diseño como implementación, tales como, acompañamiento de adecuadas políticas públicas, programas y planes de complementación y respaldo, la falta de un modelo incluyente en salud, que estuviese dotado de medicina y atención preventiva.

Se cuestiona además, que tales programas de ataque a la desnutrición crónica infantil, ignoren el diseño, financiación e implementación de un modelo de economía local que sea preventivo, en el sentido de que ayude a las familias de escasos recursos a salir de la extrema pobreza, una de las causas básicas del flagelo del hambre y la desnutrición crónica.

En fin, se critica que tales programas adolezcan de una visión que vaya más allá del enfoque bio-médico, que contemple el compromiso de los alcaldes en problemáticas relativas a la atención efectiva ante emergencias ambientales, tales como la contaminación del agua para el consumo humano, la contaminación de afluentes, la falta de infraestructura en drenajes y saneamiento entre otros.

En pocas palabras, se cuestiona la falta de diseño e implementación de un plan nacional de agua y saneamiento, que esté acompañado y respaldado por una Ley de Aguas, que espera durante 30 años en el Congreso para ser aprobada.

En síntesis, se critica la falta de involucramiento y la limitada capacidad técnica de una gran parte de alcaldes, así como el desinterés de la institucionalidad de la desentralización (en este caso, del Consejo Nacional de Desarrollo – CONADUR-), en la problemática específica de la desnutrición crónica infantil, a cambio de enfocarse en prioridades de otra naturaleza, en particular, en la llamada “obra gris”, que tantos votos reditúa a los alcaldes y a todo tipo de candidatos a puestos de elección popular.

Por todas estas razones, sabemos que solo un enfoque integral, como por ejemplo, el que provee la Seguridad y Soberanía Nutricional y Alimentaria, es la solución de fondo a este tipo de flagelos sociales y humanos.

Sin embargo, también habría que concluir diciendo que estando Guatemala en materia de desnutrición crónica infantil a niveles iguales o peores a los de Bangladesh y Etiopía, sería mejor adoptar este tipo de programas como el “Crecer Sano”, a cambio de no tener ninguna otra esperanza de tan solo reducir en algo este flagelo, aunque su impacto real no fuese en realidad tan solo una gota en un mar de angustiosas necesidades.

Sergio Barrios Escalante

Coordinador del Proyecto ADINA

—————————————

 Conctáctenos en el correo:

convivenciaalterna@yahoo.com

———————————————————

 

Unicef: “Un país fracasa si no es capaz de cuidar bien a sus niños”: Carlos Herrera noviembre 22, 2018

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 12:12 am

2018: Trabajar en favor de la Humanidad

 

 

 

Unicef: Un país fracasa si no es capaz de cuidar bien a sus niños

 

Guatemala tiene los índices más altos de desnutrición crónica en la región, el 46.5% de los niños la padece, mientras que en el tema de educación este es uno de los países que menos invierte en esta área, tan solo el 2,4% de PIB. Entre junio y julio de este año el número de embarazos en niña y adolescentes aumento en 10 mil.

Por Ana Lucía Ola

20 de Noviembre de 2018

La vulnerabilidad de la niñez en el país es alta, según Carlos Carrera, representante de Unicef en Guatemala, y pese a que el tema se ha ido normalizado en la sociedad, asegura que es urgente abordar los problemas que aquejan a este sector dentro de la agenda política de país, un tema que cobra relevancia en este Día Mundial de los Niños.

¿Cuán vulnerable es la niñez en Guatemala?

Es importante que tomemos conciencia de que la situación de los niños es crítica, no simplemente hay problemas de pobreza, son problemas de fondo y muy serios, tanto que deberían estar en el centro de la agenda política del país. Se dice que los niños son el futuro, y es cierto. En Guatemala se está viviendo lo que llaman el bono demográfico, es decir, que esta generación de niños y adolescentes será la más grande de nuestra historia, y a partir de aquí comenzará a reducirse, disminuirá la natalidad. Será la cohorte más grande de toda la historia de Guatemala y es una gran oportunidad, porque al invertir en la infancia nos aseguramos que esta sea la generación que lidere la transformación de la nación.

Cualquier país, en el que los niños no vivan bien, es un país que no está haciendo bien sus deberes, porque al final la forma más tangible de medir el desarrollo es evaluar cómo viven los niños, niñas y adolescentes.

¿Cómo estamos en el tema de Educación?

Según los datos que tenemos, apenas el 1% de los niños de 0 a 3 años tiene acceso a servicios de estimulación temprana, y apenas la mitad tiene acceso a educación prescolar, de 4 a 6 años, es una época crucial, crítica para la vida, pero recibe poca atención, quizá comenzando desde los propios padres, hasta el estado. Algo parecido ocurre con la adolescencia, siendo un período importante, tenemos que la educación secundaria tiene una cobertura baja, en diversificado apenas 1 de cada 4 adolescentes lo continúa, y esto es mucho menor en las adolescentes que vienen de familias pobres e indígenas.

También hay problemas en la educación primaria que ha ido reduciendo la matrícula en los últimos años, la explicación que dan los expertos es que hay barreras financieras, debido a la pobreza, pues para sobrevivir la familia saca a los chicos de la escuela para que ayuden. Acá se requiere de programas de protección social, que identifique el problema y de apoyo directo a las familias. Es un gran reto que va más allá de un pequeño programa.

Lea también: Las diferencias de país que condicionan el futuro de las niñas

El problema de la desnutrición crónica en Guatemala lleva años, casi la mitad de la población infantil la padece ¿Por qué no se le ha dado solución?

Con desnutrición crónica un niño tiene 30% menos capacidad cerebral, si no se soluciona esto Guatemala nunca va a poder salir adelante.“Si un país no es capaz de cuidar bien a sus niños, fracasa”. Si bien la desnutrición crónica viene mejorando, pero lento, según las estimaciones se requerirían 100 años para radicarla al ritmo actual en Guatemala.

Si bien ha habido propuestas, el reto es darles continuidad y que alcancen suficiente escala. Ha habido programas en distintos gobierno pero los nuevos gobiernos quieren revisar y orientarlos, pero hay que pensar que estos problemas requieren de una inversión continuada en el tiempo, lo que se requeriría realmente es de un acuerdo de país, de Estado, respecto a estrategias importantes de país, y no ser objeto de una negociación política y ni de cambio de orientación, tiene que ver una visión de medio y largo plazo y que todos los partidos y actores de país se comprometan para que se vaya construyendo y avanzando.

Se requeriría de mayor ambición en cuanto a la cobertura a escala de estos programas, eso es básicamente una asignación de recursos, pero lo principal requiere dar prioridad nacional a este tema, que no solo significa una estabilidad en el tiempo.

¿Hacia dónde deben ver los gobiernos?

Hay dos ventanas de oportunidad: la primera son la venta de los mil días, aquí es básicamente cuando se construye el cerebro, que le da al individuo su personalidad, su ser, su inteligencia, su capacidad de comunicación, de creación, de emoción, de relacionarse.

Aquí la inversión debe ir enfocada en ámbitos: la salud, la nutrición, la estimulación oportuna, cuidados cariñosos y sensibles, y la protección y prevención frente a la violencia.

La primera infancia, es la primera ventana de oportunidad, pero hay otra, que es menos conocida: la adolescencia, donde el cerebro del ser humano está reconstituyéndose, reorganizándose.

Creemos que es una segunda ventana de oportunidad que el país puede y debe aprovechar, porque son la generación más inmediata a asumir los roles de liderazgo político, económico sociales del país en un futuro cercano. Con una urgencia hay que desarrollar un plan para dar oportunidad a estas niñas y niños.

¿Por qué la niñez no es un tema de agenda de Gobierno?

Uno de los grandes problemas para poner a los niños en la agenda política es que aunque son en este país el 51% de población, no tienen voto. El hecho de que los niños no puedan influir de manera directa en las decisiones de la política es un reto.

Los que estamos preocupados por la niñez, debería de ser la voz de esos niños que no tienen voz en la política. Un problema es que no haya un mecanismo claro para que los niños puedan presentar sus necesidades y demandas a la sociedad.

Es importante que esos temas que son emergencias silenciosas no queden sepultados bajo el ruido del día a día. El que la mitad de los niños tenga desnutrición es una emergencia, no es un pequeño problema, el país tiene que ponerlo al centro de la agenda. No porque es un problema no resuelto debemos olvidarlo.

¿Cuán importante es la inversión en educación para un país?

Es crucial, está científicamente demostrado que es una inversión altamente rentable a nivel financiero. Sabemos que cada año que una persona permanece en la escuela puede aumentar entre 10% y 15% sus ingresos de adulto, no solo es un beneficio para esa persona está aumentando sus ingresos es porque está produciendo más, es una inversión que está aumentando el crecimiento económico del país y el bienestar y la equidad.

En este país es aproximadamente 2,8 2,5 o 3 por ciento del PIB lo que se invierte en educación, lo cual está bastante por debajo, algo más de la mitad del promedio de América Latina, estamos muy por debajo en cuanto a la inversión en educación.

En el país, se invierten Q7 al día por niño y la mitad, Q3.5 en niños del área rural.

51% de la población son niños y adolescentes en el país.

¿Cuánto es lo ideal de la inversión del Estado en la niñez?

Los acuerdos de paz hablan de un compromiso que se invierta un 7% de la riqueza del PIB por educación, estamos por debajo del 3%, habría que ver en otras áreas igual. En general de multiplicarse por dos o tres la inversión que se hace para la infancia por parte del Estado no se puede hacer de la noche al día, pero tiene que haber una visión clara de cómo y cuándo vamos a llegar a esos niveles.

¿Qué áreas hay que trabajar para frenar la violencia contra niños y adolescentes?

La familia, la comunidad, las instituciones del estado y los espacios protegidos de participación y de socialización, son las tres claves para luchar contra la violencia.

Alrededor de 4 mil 700 menores están institucionalizados, muchas víctimas de abusos y violación. ¿Cuál sería la urgencia en este tema?

La institucionalización debe ser siempre el último recurso porque conlleva muchos riesgos y daño en sí, puede ser con la mejor intención, pero puede ser dañinos para los niños. Para los niños pequeños, por cada tres meses que pasan en una institución tienen un mes de retraso en su desarrollo. Sabemos también que es común y frecuente, en todo el mundo, que las instituciones que tienen más de 24 niños es común los casos de abusos y violación, trata.

Hay muchas alternativas para evitar la institucionalización desde mantener la preservación familiar, hasta la familia ampliada, la familia sustituta, programas ambulatorios y en cuanto sea posible hay que insertar al niño o niña a su comunidad.

1% de los niños de 0 a 3 años tiene acceso a servicios de estimulación temprana en Guatemala.

De cara a las elecciones, ¿cómo los candidatos deben abordar los temas de la infancia?

Deben tomar muy en serio los derechos de la infancia y las necesidades de la niñez, porque si no para que están. Si un país no es capaz de cuidar bien y darle oportunidad a sus niños, el Estado está fracasando, tienen que ver las necesidades de la infancia como la prioridad central de la política pública del país, porque son el presente y el futuro del país, si no qué estamos haciendo.

Tomado de Prensa Libre

https://www.prensalibre.com/guatemala/comunitario/la-vulnerabilidad-de-la-niez-en-guatemala-es-alta

 

Guatemala: “Reducción de la desnutrición crónica infantil” septiembre 25, 2018

Filed under: Uncategorized — convivenciaalterna @ 5:28 pm

2018: ¡Trabajar en favor de la Humanidad!

 

 

 

 

Niños guatemaltecos participando en “Festival del Barrilete Gigante”, en Santiago Sacatepéquez, Noviembre 2015. Foto: Sergio Barrios Escalante

 

 

 

Guatemala: “Reducción de la desnutrición crónica infantil”

Juan Carlos Zapata

Cuando hablamos de desnutrición crónica infantil  tenemos que ser conscientes del daño que le causa a la sociedad el que uno de cada dos niños no va a ser capaz de llevar a cabo sus actividades con normalidad al ser adulto.  Esto es un efecto terrible para toda la sociedad.  Si vemos un mapa de dónde están las tasas de desnutrición crónica infantil más elevadas, encontramos que Guatemala es el séptimo país del mundo (46.6%), superado únicamente por países africanos y asiáticos.

La desnutrición crónica infantil es visible cuando medimos la talla de un niño menor a 5 años respecto de su edad, lo invisible son los retrasos en el desarrollo cognitivo, emocional y de lenguaje, debido a menores conexiones neuronales en su cerebro.

Esto es prevenible si se atiende en los primeros mil días (desde la gestación hasta los dos años de vida), mediante 10 intervenciones que han sido científicamente comprobadas por Unicef y otros organismos nacionales como internacionales: la promoción de la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, el mejoramiento de alimentos complementarios a partir de los seis meses con lactancia materna hasta los dos años, lavado de manos e higiene, suplementación de vitamina A, suplementación de zinc terapéutico en el manejo de la diarrea, provisión de micronutrientes en polvo, desparasitación y vacunación, suplementación con hierro y ácido fólico para prevención y/o tratamiento de la anemia en mujeres embarazadas, prevención de la deficiencia de yodo y fortificación con micronutrientes a los alimentos básicos.

En un país como Guatemala, con un Estado desarticulado, es difícil implementar cualquier estrategia. El gobierno del presidente Jimmy Morales lanzó la Estrategia Nacional para la Prevención de la Desnutrición Crónica 2016-2020, donde se generaba un abordaje con ejes programáticos como el fortalecimiento del primer nivel de atención de salud, educación para el cambio de comportamiento, agua y saneamiento, disponibilidad de la economía familiar y cuatro ejes transversales como el cambio de comportamiento, gobernanza, sistema de información, monitoreo y auditoría social.

Lastimosamente el impacto ha sido mínimo, el Ministerio de Salud no tiene los recursos para hacer funcionar el primer nivel de atención de salud y allí radica uno de los principales desafíos para la implementación.

Hay esfuerzos importantes que se están haciendo para visibilizar el problema, el Banco Mundial, junto con Plaza Sésamo, se unieron este fin de semana en una campaña denominada Niñez con Futuro, el cual es un primer paso en el camino correcto.

La Alianza por la Nutrición está llevando a cabo un monitoreo de la Ventana de los Mil Días, junto al Observatorio Económico Sostenible que apoya Usaid en Guatemala.

Ahora esperamos que los diputados aprueben la iniciativa 5343, que le da vida al préstamo para implementar el proyecto Crecer Sano: Proyecto de Nutrición y Salud en Guatemala, el cual ayudaría a que el Ministerio de Salud pueda implementar la estrategia de reducción de la desnutrición crónica, aportando recursos por 100 millones de dólares para recuperar el primer nivel de salud y establecer sistemas para mejorar el acceso al agua potable y saneamiento, proveer paquetes de nutrición y salud a las madres y niños, realizar mejoras en centros de Salud y promover cambios de comportamiento en Alta Verapaz, Chiquimula, Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Sololá y Totonicapán.

La aprobación de este préstamo es algo que el Congreso puede hacer y que unificaría a todos los guatemaltecos.

@jczapata_s

 

Tomado de Prensa Libre

Edición del 24/09/18